Se narraban las peripecias, desventuras, esfuerzos, éxitos y frustraciones de los profesores y los alumnos de la Escuela de Arte de Nueva York (New York City High School for the Performing Arts).

Los jóvenes aspirantes a artistas debían formarse en las más variadas disciplinas: danza, canto, literatura, interpretación hasta conseguir el éxito ansiado.

Cada episodio comenzaba con unas palabras de Lydia, la profesora de baile (interpretada por Debbie Allen), que resumían la filosofía que alimentaba las tramas y que se hicieron muy populares en su momento: Buscáis la fama, pero la fama cuesta y aquí es donde vais a empezar a pagar. Con sudor.

COREOGRAFÍA